fbpx

¡Imperdible! Descubre Rúpac, el ‘Machu Picchu limeño’

A pocas horas de Lima se encuentra una joya arquitectónica que no debes dejar de visitar. Conocido como el “Machu Picchu de Lima”, el complejo arqueológico de Rúpac es un gran destino para quienes buscan desconectarse de la ciudad sin ir muy lejos, vivir experiencias en medio de la naturaleza y conocer más sobre lo que fue la cultura preínca de los Atavillos.

 

 

Situada en una montaña a 3.500 metros de altura, la ciudadela se mantiene en perfectas condiciones como si sus constructores aún vivieran en este lugar tan enigmático como apartado. Para llegar allí, además del viaje en auto, hay que caminar unas 3 horas desde la localidad de Pampas, por lo que muchos amantes del trekking asisten para disfrutar de los hermosos paisajes y atardeceres que embellecen la vista del valle.

 

Dominio desde las alturas

Conocidos como una de las culturas preíncas más guerreras de la provincia de Lima, los Atavillos ocuparon las cimas de las montañas (entre los 3.500 y 3.800 m s. n. m.) próximas a la costa, con el fin de establecer un sistema de defensa desde las alturas ante eventuales ataques. Su privilegiada habilidad para la construcción les permitió edificar más de 50 construcciones en las cimas de elevados montes para de esta manera tener una vista panorámica de la zona, vigilar los cultivos, y proteger a la población del contacto con extraños y, por tanto, de enfermedades como la verruga y el paludismo.

 

En sus zonas de asentamiento, podemos encontrar gran cantidad de torres elevadas de hasta 15 metros de altura llamadas chullpas, utilizadas sobre todo como miradores, que actualmente se mantienen en perfecto estado de conservación. Asimismo, al visitar la zona se puede observar escaleras, almacenes, patios y chimeneas con techos de piedra que resisten el paso de los años.

¿Cómo llegar?

Para visitar esta importante ciudadela preínca desde Lima, debes viajar por tierra hasta la ciudad de Huaral, distante dos horas de Lima. Desde allí, deberás tomar un colectivo con dirección hacia la localidad de Las Pampas -son 3 horas y media de recorrido- con un costo promedio de 25 soles por persona. Es aquí donde se inicia la caminata de 6 km hacia Rúpac, que puede tardar aproximadamente 4 horas, dependiendo del estado físico de la persona.

 

El recorrido ofrece lugares para acampar y pasar la noche para quienes deseen disfrutar del bello amanecer en medio de un paisaje fotográfico. Te recomendamos llevar contigo carpa, bolsa de dormir, zapatillas de trekking, ropa abrigadora y cómoda y una botella de agua. La mejor época para visitar este sitio arqueológico es durante los meses de verano, cuando el cielo está más despejado y se puede apreciar mejor los hermosos atardeceres que ofrece el lugar.

 

Share:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
Nos encantaría ayudarte, ¡conversemos!